Desafía la fuerza y el equilibrio de tu zona media extendiendo tus brazos al frente con el rodillo, manteniendo siempre la posición de tu cadera en la línea de los hombros.