Con una ligera semiflexión de rodillas eleva tus piernas hasta que tus pies lleguen a la línea de tu cintura.